Noticias

revestimientos aislantes

4 tipos de revestimientos aislantes para fachadas exteriores

Los revestimientos aislantes juegan un papel crucial en el aislamiento de una casa o edificio de viviendas. Gracias a su acción es posible proteger el interior de las viviendas de las bajas temperaturas durante los meses más fríos del año, así como del calor durante los más veraniegos. La eficiencia energética se ve beneficiada por estos elementos de aislamiento, que ayudan a retener el calor y, por lo tanto, contribuyen también a que, cada mes, la tarifa de calefacción sea más reducida. Otro de los beneficios del uso de revestimientos aislantes es el aislamiento acústico que proporcionan, algo especialmente interesante en zonas próximas al tráfico de vehículos.

 

Tipos de revestimientos aislantes para fachadas

Los sistemas de aislamiento térmico se llevan utilizando desde hace mucho tiempo, pero los materiales más convencionales han ido dejando paso a otros mucho más evolucionados. Así, hasta llegar a los actuales revestimientos aislantes para fachadas que ofrecen excelentes prestaciones.

  • Poliuretano (PU): La espuma de poliuretano adherente es muy utilizada en las viviendas actuales. Destaca por su alto coeficiente de conductividad térmica, que oscila entre 0,019 y 0,040 W/(mK), lo que define el elevado aislamiento que proporciona. Su espesor es mínimo,por lo que permite aprovechar la habitabilidad de las viviendas al máximo. No absorbe la humedad y, al presentarse en formato de espuma, no necesita espacios o juntas.

  • Poliestireno (PS): El poliestireno como revestimiento aislante para viviendas puede ser expandido (EPS) o extruido (XPS). El primero tiene una conductividad térmica que puede ir de los 0,029 hasta los 0,053 W/(mK). Se emplea en diferentes grosores y tiene como desventaja que absorbe un poco la humedad. El XPS, que suele instalarse en planchas, tiene más densidad y no recoge humedad, además de tener una resistencia mecánica más elevada. Los valores de su conductividad térmica se mueven entre los 0,025 y los 0,040 W/(mK).

  • Lana: La lana utilizada para revestimientos aislante puede ser de roca o de vidrio, aunque ambas tienen en común su baja conductividad térmica, situada entre 0,03 y 0,05 W/(mK). Se suelen instalar en paneles. Las dos son idóneas para el revestimiento de fachadas y comparten el no ser inflamables. Mientras que lana de roca se logra con la fundición de roca a la que suman aglomerantes, la de vidrio presenta filamentos de vidrio que se unen con resina.

  • Corcho: El corcho es un revestimiento aislante tanto térmico como acústico que apenas se usa en la construcción de viviendas nuevas debido a la irrupción de los termoplásticos y el uso de lanas, pero que aún así presenta características técnicas interesantes. Tiene una conductividad térmica del 0.04 (m2k/w) y es un material reciclable y respetuoso con el medioambiente. El corcho para revestimiento de fachadas se instala en un formato de planchas con un gran grosor. Es preciso someterlas a un tratamiento especial para que sean impermeables al vapor.

 

revestimientos aislantes

 

Por qué los sistemas SATE son la mejor solución de revestimientos aislantes

Existe una diferencia sustancial entre aquellos edificios que cuentan con un sistema SATE (sistema de aislamiento térmico por el exterior) y aquellos que no. Además de decir adiós a las oscilaciones térmicas, el ahorro energético y económico que implica hace que la inversión merezca la pena desde el primer día. Este novedoso sistema de aislamiento revaloriza de inmediato, por otra parte, el coste del inmueble en el que se instalan. En términos medioambientales, además, reduce las emisiones a la atmósfera de dióxido de carbono (CO2), por lo que se trata de una solución más respetuosa con el medioambiente con respecto a otras alternativas.

 

SATEFFIC, el revestimiento aislantes de Blatem

SATEFICC, el sistema de aislamiento térmico exterior desarrollado por Pinturas Blatem, envuelve el edificio en un material aislante de excepcionales prestaciones. Sin perder espacio habitable en la vivienda, acaba con los puentes térmicos y disminuye tanto la entrada de frío como la pérdida de calor en las estancias. Además de incrementar el confort y la habitabilidad, mejora el exterior del edificio y origina un ahorro en sistemas de calefacción del 20%, con el consiguiente beneficio para el medioambiente.

Disponible en múltiples acabados y tonalidades, otra de las ventajas de SATEFFIC es su aplicación, que se efectúa en poco tiempo y permite que los vecinos puedan desarrollar su vida normal, ya que no requiere derribos ni desalojos. Para garantizar el correcto funcionamiento y que el producto ofrezca las máximas prestaciones, Pinturas Blatem brinda un completo seguimiento y control por parte de su Departamento Técnico.

Así que, si estás buscando revestimientos aislantes para fachadas, no dudes en enviarnos un email a sateffic@blatem.com e informarte sobre nuestro sistema SATEFFIC.