Noticias

Antes y después aplicación Sistema Sate Satefiic de Blatem

6 soluciones de aislamiento térmico para combatir el frío

El invierno a llegado de golpe y un año más nos damos cuenta de que muchos de nuestros hogares no están correcamente aislados. El motivo por el que pasamos más frío del que deberíamos es que la gran mayoría de nuestros edificios se construyeron con anterioridad al Código Técnico de Edificación (CTE).

Esto quiere decir que o bien nuestra fachada tiene un deficiente aislamiento térmico o, peor todavía, no tiene ninguno (este suele ser el caso de las construcciones anteriores a 1.980, ya que entonces no había ninguna normativa en vigor sobre este asunto).

 

Aislamiento térmico: ¿qué podemos hacer frente a las pérdidas de calor o frío en casa?

Es muy importante detectar cuáles son los puentes térmicos, esto es, puntos por los que estamos perdiendo energía en nuegro hogar. A continuación te damos las claves para detectar los lugares más críticos:

  • Los techos: son la superficie por la que más calor se pierde en una vivienda. En nuestro techo podemos aplicar una pintura especial
  • Los suelos: si crees que pierdes calor por el suelo de tu casa, una primera medida que puedes tomar es colocar unas alfombras que hagan las veces de aislante
  • Las ventanas: lo recomendable es tener un sistema de doble cristal, ya que reducen en un 50% las pérdidas de calor
  • Las persianas: fíjate en que los cajetines de las persianas estén libresde rendijas
  • Las juntas: detecta los siguientes puntos críticos: los sitios donde se unen suelo y pared o los marcos de las puertas y cierra bien esas juntas con masilla.


Teniendo en cuenta que en un edificio más eficiente energéticamente y con una buena rehabilitación térmica se ahorra entre un 25% y un 30% en energía consumida por calefacción y/o refrigeración, cada vez son más las comunidades de vecinos que deciden acometer obras de mejora del aislamiento térmico de su fachada.

 

Principales sistemas de aislamiento térmico

1. Aislamiento exterior con fachada ventilada

Este sistema fija sobre la pared una capa de aislamiento con estructura metálica. El aislamiento puede ser rígido o semirrígido y suele estar compuesto por lana mineral.

Por su parte, la estructura metálica soporta una hoja de protección que se separa del aislamiento con una cámara por donde circula el aire por convección. La hoja está formada por vidrios, composite, bandejas, etc.

Este sistema supone un incremento del espesor de la fachada y consigue reducir los puentes térmicos, proteger la fachada de viento, lluvia o polución, así como eliminar los problemas de condensación y humedades.

 

Sistema de aislamiento térmico por fachada ventilada

 

2. Sistema de Aislamiento Térmico Exterior de fachadas (SATE)

Este Sistema de Aislamiento Térmico Exterior consiste en aplicar un revestimiento aislante de múltiples capas protegido por un mortero. Hablamos del procedimiento más eficaz para aislar térmicamente la fachada de un edificio, ya que disminuye un 70% la pérdida de calor en invierno y reduce un 30% el calentamiento durante el verano. La mejora del bienestar térmico es inmediata y su coste se amortiza por completo en unos diez años.

Blatem tiene su propio sistema aquí. hablamos del Sistema SATE Sateffic que elimina todas las patologías térmicas de la fachada y, además, cuenta con una amplia gama de revestimientos y acabados que le otorgan un valor diferencial a nivel estético.

En esta infografía puedes conocer de forma gráfica cuáles son sus principales propiedades y ventajas  

Por otro lado, el sistema SATE permite una renovación estética total de la fachada sin la necesidad de hacer ningún derribo ni trabajar en el interior del edificio. 

 

SATEFFIC

 

3. Poliuretano proyectado para fachadas medianeras

Cuando tiene lugar un derribo y no se construye un nuevo edificio aparecen las fachadas medianeras exteriores, que lógicamente tienen graves problemas de impermeabilidad y aislamiento térmico. Las inclemencias climatológicas y la polución agudizan el problema.

Para estos casos, y hasta que se construya el nuevo edificio, se suele proyectar espuma de poliuretano y, a continuación, se aplica una capa de pintura exterior o elastómero de poliuretano.

 

Aislamiento térmico con poliuretano proyectado

 

4. Aislamiento térmico de fachadas por inyección en cámara

En ocasiones las comunidades de vecinos no se ponen de acuerdo para rehabilitar la fachada exterior de la finca. En estas situaciones, se opta por inyectar espuma de poliuretano, lana mineral o celulosa como aislantes para el interior de la cámara de aires de las paredes.

A pesar de tratarse de un sistema relativamente económico, tiene sus desventajas: no se puede garantizar la uniformidad del aislamiento y requiere que se repare y pinte la pared cuando se finalizan las labores de aislamiento.

Además se debe limpiar de forma exhaustiva la parte interior de la cámara ya que en ese lugar suelen acumularse sedimentos de ladrillo y polvo.

 

5. Aislamiento térmico interior

Si se están realizando en el edificio obras de rehabilitación interior, puede ser un buen momento para aprovechar las sinergias de la mano de obra y aplicar un aislante térmico sobre la pared interior que posteriormente se revestirá.

En este caso se suele emplear un trasdosado a partir de poliuretano expandido o lanas minerales.

El revestimiento se hace con placas de yeso laminado o ladrillos, por lo que las paredes ganan unos 5 cm de grosor.

Esta opción se emplea por ejemplo en aquellos edificios que están protegidos por Patrimonio Histórico, lo que hace inviable una rehabilitación exterior.

 

6. Sistemas de aislamiento térmico exterior en cubiertas

La envolvente superior del edificio es especialmente crítica en la materia que nos ocupa. En muchos casos se trata de la superficie más expuesta a sufrir las inclemencias climáticas, y es que no olvidemos que sobre ella inciden los rayos del sol de forma más directa.

Un buen aislamiento de la cubierta también es crucial a la hora evitar sobrecalentamientos en verano y pérdidas de calor en invierno. Para ello existen soluciones aislantes en el mercado, más o menos intensas, según las necesidades de cada vivienda; pudiendo abordarse desde el interior o el exterior. La elección de estos productos varía en función del soporte, la disposición de la cubierta o la relación del material aislante con las soluciones impermeabilizantes aplicadas.

 

  • Sistema de aislamiento térmico de cubiertas con membranas líquidas

Solución versátil y de gran calidad basada en una pintura especial que, al fraguar, crea una membrana impermeabilizante de capa gruesa con propiedades termorreflectantes. Estas pinturas mejoran la capacidad de

la cubierta para reflejar la luz solar y transmitir menos calor en el interior del edificio.

Aplicación Sistema Elastem

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Sistema Elastem es la solución en membranas líquidas de Pinturas Blatem. Para profundizar sobre este innovador producto recomendamos su catálogo.

¿Te gustaría acabar con la sensación de frio en casa? ¿Quieres saber más sobre la mejor solución constructiva para el aislamiento térmico de un edificio? Descárgate nuestra guía técnica de aislamiento térmico exterior SATE.