Noticias

Aislamiento térmico, un revestimiento imprescindible

El consumo de energía de todos los edificios de nueva construcción podría ser reducido a cero antes del 31 de diciembre de 2020 (2018 para edificios públicos). Se trata del objetivo marcado por la Unión Europea, que a través de la nueva Directiva 2010/31/EU, se ha propuesto apoyar y fomentar el paso a una economia que utilice eficazmente sus recursos y emita menos carbono.

Con los nuevos cambios introducidos en el Código Técnico de la Edificación, el aislamiento térmico pasa a jugar un papel muy importante para la obtención estos objetivos marcados desde europa, ya que permite mejorar el confort y la calidad de vida de las personas produciendo un ahorro económico y energético muy significativo.

De este modo, se hace más necesaria aún la instalación de un Sistema de Aislamineto térmico exterior. Como SATEFFIC, la solución de aislamiento desarrollada por Pinturas Blatem, que es fruto de la experiencia de más de 50 años de la empresa fabricando y comercializando todo tipo de revestimientos para la protección, rehabilitación y decoración de fachadas con un espíritu de evolución constante.

Se trata de un sistema formado por un panel aislante, de diversas naturalezas y propiedades, adherido con mortero y fijado mecánicamente mediante anclajes al soporte o fachada existente.

Este panel aislante se protege con dos capas del mismo mortero, la primera de las cuales lleva embebida una malla de fibra de vidrio antiálcalis que proporciona resistencia al panel y al conjunto del sistema. SATEFFIC termina con un revestimiento de cualquiera de los productos específicos para Sateffic de Pinturas Blatem. Su instalación conlleva una serie de ventajas que lo hacen único comparado con otros sistemas de rehabilitación de fachadas.

El sistema SATEFFIC mejora en gran medida los niveles de aislamiento térmico del edificio, por lo que se reducen las emisiones de CO2  hasta un 20% y el consumo de energía, ya que se produce una reducción de la pérdida de calor en invierno y una reducción del calentamiento interior en verano.

Es por ello que no debe considerarse como un gasto, puesto que la inversión inicial que supone su instalación se ve recuperada en un breve plazo de tiempo quedando patente desde el primer día en el ahorro en las facturas de calefacción y refrigeración.

Además, como mejora y rehabilita la eficiencia energética de la envolvente térmica de los edificios, está dotado de ayudas económicas dentro del programa PAREER (Programa de Ayudas para la Rehabilitación Energética de Edificios Existentes del Sector Residencial) y del Plan Estatal de fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificadora, y la regeneración y renovación urbanas, 2013-2016.