Noticias

proteccion termica

Cómo mejorar la protección térmica en una vivienda

La protección térmica de una vivienda es clave para asegurar tanto el confort de sus habitantes como un consumo eficiente de la energía. Por todo ello, debemos conocer cuáles son las claves para mejorar térmicamente una vivienda y cuáles son los métodos que pueden utilizarse para ello.

 

Motivos para mejorar la protección térmica de una vivienda

Existen varios motivos para contar con una vivienda correctamente aislada desde el punto de vista térmico:

  • Favorece el ahorro energético: se estima que una vivienda que cuente con un buen aislamiento y sellado puede llegar a tener un ahorro energético de entre el 70 y el 90%. Según indica el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), los edificios residenciales en España suponen el 20% del consumo total de la energía, con un crecimiento ascendente y sostenido durante los últimos 15 años. Disponer de una buena protección térmica mejorará la eficiencia de las vivienda de manera directa y, además, ayudará al ahorro económico.

  • Evita los cambios bruscos de temperatura: la protección térmica de una vivienda no solo garantiza un uso eficiente de la energía, sino que también consigue generar una atmósfera agradable en el interior de esta. Con los sistemas de aislamiento térmico se evitan las oscilaciones de temperatura, lo que mejora la habitabilidad de los edificios.

  • Contribuye a la sostenibilidad del medio ambiente: un menor consumo energético de las viviendas se traduce en un menor volumen de emisiones de CO2 a la atmósfera, de tal manera que con un buen sistemas de aislamiento estaremos contribuyendo a reducir la contaminación del aire. 

  • Aislamiento acústico: los actuales sistemas de aislamiento térmico, como el sistema SATE (Sistema de Aislamiento Térmico Exterior), el sistema de fachada ventilada, la inyección de aislamiento en la cámara de aire de los tabiques o los trasdosados, aportan además de aislamiento térmico, un aislamiento acústico, lo que supone una gran ventaja.

  • Incrementa el valor de la vivienda: las viviendas que cuentan con aislamiento térmico ven revalorizado su valor en el mercado, ya que el parque español de viviendas es deficitario en este sentido, por lo que es un valor que se tiene muy en cuenta en el mercado inmobiliario.

 

proteccion termica

 

Qué sistemas existen para rehabilitar térmicamente una vivienda

Los principales sistemas para rehabilitar una vivienda desde el punto de vista térmico son los siguientes:

 

SATE (Sistema de Aislamiento Térmico Exterior)

Consiste en aplicar sobre la fachada un revestimiento aislante de múltiples capas que va protegido por un mortero. Es aplicable tanto en edificios nuevos como en antiguos, y su principal ventaja es que reduce lo puentes térmicos. También acaba con los problemas de humedades en el interior de las casas y necesita muy poco mantenimiento. Este sistema es una buena opción estética para edificios antiguos que, gracias a él, renuevan su aspecto exterior favoreciendo su revalorización. Otro aspecto importante es que la instalación se realiza por el exterior, por lo que se puede realizar vida normal dentro de los edificios y tampoco se reducen los metros cuadrados útiles de la vivienda.

 

Sistema de aislamiento con fachada ventilada

Este sistema se aplica fijando sobre la fachada una estructura metálica que alberga una capa de aislamiento, habitualmente compuesta por lana mineral que puede ser rígida o semirrígida. Asimismo, la estructura metálica contiene una protección que se separa del aislamiento con una cámara por la que circula el aire por convección. Aunque es un buen sistema de protección térmica, tiene algunas desventajas como que incrementa el espesor de la fachada.

 

Inyección de aislamiento en la cámara de aire de los tabiques

Este método consiste en el rellenado de la cámara de aire que hay entre la fachada y las paredes exteriores de la casa con espuma aislante de poliuretano, lanas minerales o celulosa. Es suficiente con realizar una pequeña perforación en el tabique interior para, desde ahí, distribuir el aislante por todo el espacio de la cámara. Con este método no se pierde superficie útil en el interior de la vivienda y tampoco se altera la fachada exterior. Es el más rápido y apenas supone un trastorno en la vida normal de los habitantes de la casa, sin embargo tiene algunos inconvenientes como que no se puede garantizar la uniformidad del aislamiento y requiere que se repare y pinte la pared cuando se finalizan las labores de aislamiento.

 

Trasdosados aislantes

Este tipo de aislamiento está especialmente indicado para tabiques y paredes interiores de la vivienda, aunque puede usarse también en las paredes que dan al exterior. El trasdosado se rellena con materiales aislantes como lanas minerales o poliestireno expandido con el fin de proporcionar un buen aislamiento tanto térmico como acústico. A diferencia de los otros sistemas, sí reduce un poco de la superficie útil en el interior y obliga a desalojar la vivienda. Es un buen sistema de rehabilitación térmica para viviendas que se quieran reformar.

 

Pasos a seguir para poner en marcha un proceso de rehabilitación térmica

Los sistemas de protección térmica para una vivienda son procedimientos técnicos que requieren la contratación de los servicios de un especialista para llevarlos a cabo. En Pinturas Blatem tenemos técnicos especializados en este área que pueden asesorarte al respecto y estudiar las necesidades térmicas que tiene cada inmueble. Además, en Pinturas Blatem tenemos nuestro propio sistema SATE conocido como SATEFFIC. Se trata de un sistema que tiene muchas ventajas pues, además de la obvia reducción del consumo energético, también contribuye a mejorar la certificación energética del edificio, con la consiguiente rebaja en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

Otros beneficios son que su tiempo de instalación es muy corto, que está disponible en múltiples colores y acabados, y que en todo momento se realiza un seguimiento por parte del departamento técnico de Pintura Blatem. ¿Quieres saber más sobre SATEFFIC? Visita su página web.

 

sateffic