Noticias

rehabilitación de fachada

Consejos para el mantenimiento de la fachada

La fachada, junto a la cubierta, son las partes de un edificio que más desgaste sufren, ya que están constantemente expuestas a la intemperie. El clima, la contaminación atmosférica y la suciedad, entre otros aspectos, son elementos que provocan que las fachadas poco a poco vayan deteriorándose hasta tal punto que pueden derivar en problemas mayores como la aparición de grietas, humedad, goteras, desprendimientos, pérdida de aislamiento térmico, etc.

Por ello, el mantenimiento de la fachada es uno de los puntos más importantes a la hora de cuidar un edificio y es conveniente que cada cierto tiempo se realicen unas mínimas labores de conservación que eviten la aparición de problemas más graves.

 

fachada

 

Recomendaciones para el mantenimiento de una fachada

Para conservar en perfecto estado una fachada son esenciales las tareas de renovación, reparación y rehabilitación, sobre todo con el paso del tiempo. Sin embargo, hay algunas pautas que nos permiten alargar su buen estado sin incurrir en grandes costes, como por ejemplo las siguientes:

 

  • La limpieza: El polvo, la lluvia, el humo de los vehículos… Son elementos que lentamente van ensuciando la fachada y empeorando su estética. Realizar una limpieza de fachada al menos un par de veces al año ayudará a prolongar su buen aspecto, así como a detectar posibles problemas estructurales con antelación.

 

  • La pintura: Cuando se trata de edificios pintados, el color suele ser uno de los aspectos más afectados. Los rayos solares y la humedad son los principales causantes de que la pintura pierda su tonalidad con los años. Por ello, es recomendable dar una mano de pintura cada cierto tiempo para renovar el aspecto del edificio.

 

  • Los elementos externos: Los componentes externos de una fachada como pueden ser balcones, rejas o jardineras, entre otros, también sufren el desgaste de la intemperie. Es por ello que también será necesario realizar una revisión para comprobar su estado y ver si necesitan algún tipo de arreglo.

 

Estos consejos pueden ayudar a prolongar el buen estado estético de las fachadas, sin embargo hay que ser conscientes de que los materiales de construcción tienen una vida útil limitada y con el paso de los años será inevitable realizar una reforma en la fachada del edificio. Es recomendable aprovechar este momento para solucionar aquellos aspectos más problemáticos, como por ejemplo, las deficiencias térmicas.

 

fachadas

 

Soluciones para evitar problemas térmicos en el edificio

El exceso de calor en verano y el incremento del frío en invierno son dos de los aspectos más habituales en los edificios, sobre todo en aquellos con más de 20 años que prácticamente carecen de medidas de aislamiento. Por ello, es recomendable realizar una rehabilitación térmica que mejore el aislamiento y el confort en el interior del edificio. En Blatem somos expertos en el desarrollo de soluciones aislantes y contamos con algunas de las tecnologías más punteras del sector:

 

  • Tecnología con protección solar: Se trata de un novedoso sistema para revestimientos de fachadas que reduce la acumulación de calor mediante una selección de colores que reflejan una gran proporción de los rayos solares, reduciendo así la transmisión de calor al interior del edificio. La tecnología de protección solar tiene muchas ventajas como es el ahorro energético derivado de un menor uso de aparatos climatizadores, la reducción de emisiones contaminantes, el alargamiento de la vida útil de los materiales de construcción, etc.

 

  • Sistema SATE: Sateffic de Blatem es un sistema SATE que mejora el aislamiento térmico exterior de los edificios mediante la instalación de paneles aislantes que van adheridos con un mortero y fijados mecánicamente mediante anclajes a la fachada ya existente. Sateffic es uno de los sistemas más efectivos actualmente para mejorar el aislamiento térmico en el interior de los edificios. Con esta solución se consigue mejorar el ahorro energético, reducir las emisiones de CO2 y se elimina cualquier tipo de patología en la fachada.

 

  • Mar Liso: Es un revestimiento liso al agua formulado a base de copolímeros acrílicos que garantiza la mayor protección posible a las fachadas. Aporta una dosis extra de protección para los materiales expuestos a la intemperie y permite que estos sean más duraderos en el tiempo. Además, Mar Liso es impermeable, autolimpiable a la lluvia, transpirable al vapor de agua y tiene conservantes antimoho. Ofrece una buena alcalinidad al soporte, así como resistencia al frote húmedo.

 

En Pinturas Blatem podemos ayudarte a encontrar la mejor solución para la corrección de cualquier patología de fachada, pues tenemos productos para todo tipo de problemas. Ponte en contacto con nosotros y nuestros técnicos te ayudarán al respecto.