Noticias

mejor aislante térmico

¿Cuál es el mejor aislante térmico para fachadas?

Uno de los aspectos más demandados en la actualidad en lo referente a la rehabilitación de edificios es la mejora del aislamiento térmico. Estos sistemas permiten evitar las pérdidas o ganancias de temperatura en el interior de una vivienda, con el consiguiente ahorro energético que esto supone. Las mejoras de aislamiento se pueden acometer en las paredes de la vivienda (tanto desde el interior como desde el exterior), en las cubiertas o terrazas e, incluso, en el suelo.

Dada la gran relevancia que ha adquirido el aislamiento en materia de edificación, se han desarrollado diferentes soluciones especialmente en lo relativo a las fachadas. Por eso, resulta muy difícil saber cuál es el mejor aislante térmico que existe actualmente. Para facilitar esta tarea, en el siguiente artículo hacemos una recopilación de los diferentes sistemas de aislamiento térmico para fachadas que existen y de cómo escoger el más adecuado.

 

¿Cómo distinguir el mejor aislante térmico para exterior?

Existen diferentes tipos de aislantes térmicos, cada uno de ellos con unas características y particularidades distintas. Por ello, a la hora de diferenciar cuál es el mejor aislante térmico para fachadas, es importante fijarse en que reúna las siguientes prestaciones:

  • Alta resistencia al paso del calor y del frío: esto ayuda a reducir las ganancias o pérdidas de temperatura en el interior del edificio y, por tanto, permite mantener una temperatura estable y agradable en él.

  • Resistencia ante el paso de vapor de agua: este aspecto es importante, ya que si el material en cuestión permite que la humedad del aire entre en contacto con la superficie fría se formarán condensaciones, lo que derivará en problemas de humedad y moho.

  • Comportamiento frente al fuego: a un material aislante también se le exige que tenga un buen comportamiento contra el fuego. Es decir, es importante fijarse en si son materiales combustibles o no combustibles y el grado de contribución al fuego que tienen.

  • Aislamiento acústico: aunque el objetivo principal es el aislamiento térmico, el mejor aislante térmico también debe poseer propiedades que amortigüen el ruido y contribuyan a una mejora generalizada del aislamiento de la vivienda.

 

mejor aislante térmico

 

Como ya hemos avanzado, existen diferentes materiales aislantes que se emplean en el desarrollo de este tipo de sistemas, pero los mejores son los porosos o fibrosos como:

  • Lanas minerales (roca, vidrio…)

  • Espuma de poliuretano

  • Poliestireno expandido

  • Poliestireno extruido

  • Corcho

La elección del tipo de material variará en función de dónde vayas a realizar la rehabilitación (desde el exterior o desde el interior), así como del objetivo principal de la reforma (eliminar puentes térmicos, reforzar la envolvente del edificio, etc).

 

Principales sistemas de aislamiento térmico

Actualmente, hay diferentes soluciones de aislamiento térmico en el mercado, por lo que es difícil discernir cuál es el mejor aislante térmico, ya que dependerá de las condiciones específicas de cada obra y de los objetivos que se deseen conseguir. Pero resumiendo a grandes rasgos, estos son los sistemas más destacados:

  • Aislamiento exterior con fachada ventilada: se trata de un sistema que fija sobre la pared una capa de aislamiento con estructura metálica. El aislamiento puede ser rígido o semirrígido y, por lo general, está compuesto por lana mineral. La estructura metálica soporta una hoja de protección que se separa del aislamiento con una cámara por donde circula el aire por convección. Las principales ventajas de este sistema son que consigue reducir los puentes térmicos, protege la fachada frente al viento, la lluvia o la polución y elimina los problemas de condensación y humedades; sin embargo, tiene como contrapunto que supone un incremento del espesor de la fachada bastante considerable.

  • Aislamiento térmico de fachadas por inyección en cámaras: este sistema es una alternativa cuando no se desea rehabilitar por completo la fachada exterior del edificio. Consiste en inyectar espuma de poliuretano, lana mineral o celulosa como aislantes por el interior de la cámara de aire de las paredes. Es una solución bastante económica, pero tiene algunas desventajas como que no garantiza la uniformidad del aislamiento y requiere una reparación de paredes cuando finalicen las tareas de aislamiento.

  • Aislamiento térmico interior: en este caso se trata de realizar la rehabilitación desde el interior del edificio, en lugar de en la fachada. Se suele emplear un trasdosado a partir de poliuretano expandido o lanas minerales y el revestimiento se hace con placas de yeso laminado o ladrillos, de tal forma que las paredes ganan unos 5 cm de grosor.

Sin embargo ninguno de ellos podría considerarse como el mejor aislante térmico para fachadas, ya que todos poseen algún tipo de carencia.

 

mejor aislante térmico

 

SATE, el mejor aislante térmico para fachadas

Si hay un sistema que destaca sobre todas las soluciones aislante que hay a día de hoy en el mercado es el sistema de aislamiento térmico exterior, más conocido por sus siglas SATE. Esta solución para fachadas consiste en aplicar un revestimiento aislante de varias capas que, a su vez, va protegido por un mortero.

Es el procedimiento más eficaz que existe para aislar térmicamente la fachada de un edificio, pues ayuda a disminuir en un 70% las pérdidas de calor en invierno, así como a reducir en un 30% el calentamiento durante la época estival. Además, permite realizar una rehabilitación de la estética de la fachada sin necesidad de hacer derribos.

En Pinturas Blatem contamos con nuestro propio sistema de aislamiento térmico exterior, conocido como SATEFFIC. Se trata de una solución compuesta por un panel aislante que va adherido con mortero y fijado mecánicamente con anclajes a la fachada. Este sistema va rematado con un revestimiento, el cual se puede elegir entre diferentes acabados. De esta forma se respeta, e incluso se mejora, la estética del edificio.

El sistema SATEFFIC está formado por componentes de elevada calidad y ha sido sometido a rigurosos tests de eficacia como ciclos de hielo y deshielo, permeabilidad al vapor de agua, resistencia al impacto y sustancias peligrosas, etc. Es, además, una solución muy sencilla de aplicar y no necesitan realizarse costosas obras para su instalación.

Puedes encontrar todas las particularidades de SATEFFIC mucho más detalladas en su página web e, incluso, solicitar un presupuesto sin compromiso.

 

sateffic