Noticias

 patologías en cubiertas

Cuáles son las patologías en cubiertas más frecuentes

La cubierta es una parte esencial en un edificio, por lo que es conveniente revisarla frecuentemente y conservarla en buen estado. Al igual que las fachadas, las cubiertas están constantemente expuestas a las inclemencias meteorológicas y, por ello, sufren muchos problemas. En este artículo vamos a abordar las principales patologías de las cubiertas y cómo se pueden solucionar.

 

Tipos de patologías en cubiertas

Existen varios tipos de cubiertas, aunque a grandes rasgos se puede diferenciar entre dos: las cubiertas planas y las cubiertas inclinadas. Cada una de ellas tiene sus propias particularidades, así como sus propias patologías en función de la forma de construcción y de los materiales que se hayan empleado. Estas serían las principales patologías en base al tipo de cubierta y el material de construcción:

 

Patologías en cubiertas planas:

  • Acabado de grava:
    • Existencia de hongos derivados de la humedad.

    • Pérdida de grava.

    • Desprendimiento de los solapes, refuerzos y otros puntos.

    • Rotura de la lámina de protección.

 

  • Acabado de baldosa:
    • Rotura o desprendimiento de baldosas.

    • Deterioro de las juntas del solado.

    • Presencia de hongos que surgen por la humedad.

 

  • Acabado en tela asfáltica:
    • Envejecimiento y deterioro del material.

    • Desprendimiento de los solapes, refuerzos y otros puntos singulares de la cubierta.

    • Deterioro del encuentro de la tela asfáltica con los sumideros.

    • Deterioro del encuentro de la tela asfáltica con los elementos salientes como, por ejemplo, las chimeneas.

 

Patologías en cubiertas inclinadas:

  • Acabado en teja:
    • Desprendimiento o rotura de las tejas.

    • Existencia de humedad y moho entre las tejas o en los canalones.

    • Deterioro de los puntos singulares de la cubierta como canelones, cumbrera, limatesas, etc.

 

  • Acabado en chapa:
    • Envejecimiento de la tornillería y los anclajes.

    • Deterioro de los machihembrados y tapajuntas.

    • Desgaste de los puntos singulares de la cubierta como la cumbrera, los canalones, etc.

Como se aprecia, la mayoría de las patologías en las cubiertas, tanto planas como inclinadas, vienen ocasionadas por el envejecimiento y deterioro de los distintos elementos que encontramos en ellas. Esto se debe a la continua exposición a los elementos meteorológicos como cambios de temperatura, humedad, rayos solares, lluvias, etc.

Es conveniente, por lo tanto, revisar al menos una vez al año el estado de las cubiertas para detectar posibles lesiones como las comentadas con anterioridad, así como evitar filtraciones y problemas de humedad que suelen tener un coste elevado de reparación.

 

 patologías en cubiertas

 

 

Soluciones a las patologías en cubiertas más comunes

Las filtraciones y problemas de humedad son uno de los principales dolores de cabeza a la hora de acondicionar una cubierta. En Pinturas Blatem somos expertos en este área y contamos con una amplia gama de soluciones para la impermeabilización de cubiertas tanto transitables como intransitables. Estas son algunas de las más destacadas:

 

  • Blatem Antigoteras: es un recubrimiento impermeable no asfáltico de capa gruesa especialmente formulado para evitar filtraciones de agua desde el exterior. Proporciona una total impermeabilización de la superficie, formando al secar una capa continua elástica y bien adherida que soporta sin quebrarse los movimientos de dilatación y contracción del soporte. Su utilización está indicada para azoteas, tejados, terrazas y, en general, cualquier zona exterior en horizontal en la que se quiera evitar el paso del agua.

 

  • Blatem Elastem: se trata de un sistema compuesto por una membrana impermeabilizante líquida en base acuosa de capa gruesa que, además, cuenta con un valor añadido y es que permite una alta reflexión solar que ayuda a disminuir la transmisión de calor al interior del edificio.

 

  • Blatem Membrana de Poliuretano al agua: consiste en un revestimiento elástico impermeable no asfáltico de capa gruesa que está formulado con la más avanzada tecnología para evitar filtraciones de agua desde el exterior. Presenta una excelente resistencia a la intemperie y a la transitabilidad.

 

  • Blatem Umbrella: este sistema impermeabilizante se obtiene con la mezcla de cemento Portland tipo CEM II con el aditivo Blatem Umbrella. Se trata de un sistema transitable para la impermeabilización de cubiertas tanto de hormigón como de cerámica.

 

¿Deseas obtener más información sobre la impermeabilización de cubiertas? Te recomendamos que descargues la ‘Guía de sistemas de impermeabilización líquida’ de Pinturas Blatem en la que encontrarás todo lo que necesitas saber sobre esta materia.

guía impermeabilización