Noticias

mantenimiento de cubiertas

Recomendaciones para el mantenimiento de cubiertas y tejados

El transcurso del tiempo hace que las cubiertas y tejados de los edificios acusen el deterioro, más aún en lugares en los que las condiciones climatológicas son especialmente adversas. Antes de llegar a la rehabilitación, que se produce cuando los daños ya son graves, es preciso realizar un mantenimiento continuado de estas superficies, con actuaciones concretas que eviten la aparición de daños más costosos.

Por otra parte, cuanto más tiempo pase entre las acciones de mantenimiento de las cubiertas y tejados, mayores serán los deterioros que se producirán y, también, más costosas serán las reparaciones. Por eso, en este artículo detallamos los principales consejos para acometer el mantenimiento de cubiertas y tejados.

 

Cubiertas y tejados: una parte esencial de la vivienda

En primer lugar, hay que tener en cuenta que las cubiertas y los tejados de una vivienda desempeñan una labor funcional, aparte de la meramente estética. Su función principal es la de proteger el edificio o a la vivienda del frío en invierno y del calor en verano, así como de los rayos ultravioleta y de las condiciones climatológicas adversas como el viento, la lluvia, el hielo, la nieve, el granizo, etc. El mantenimiento de cubiertas y tejados es, por tanto, fundamental para la buena salud de toda construcción.

 

Consejos para el mantenimiento de cubiertas y tejados

Mantener en buena estado la cubierta es la mejor garantía para impedir filtraciones, humedades, mal aislamiento, etc. Además, realizar acciones de conservación de manera periódico evitará el tener que afrontar el coste de reparaciones mayores a largo plazo. El mantenimiento de cubiertas y tejados debe tener en cuenta diferentes aspectos:

  • Revisión una vez al año: una revisión anual es necesaria para detectar cualquier daño en las superficies y comenzar a tomar medidas para subsanarlas.

  • Evitar la humedad: como principal barrera protectora ante las inclemencias meteorológicas, una de las principales patologías en cubiertas es la aparición de manchas de moho o problemas de humedad. Por ello, disponer de un buen sistema de impermeabilización evitará la aparición de este problema.

  • Alerta ante las grietas: una grieta o hendidura puede ser un síntoma de un deterioro importante. Si la grieta se da en la superficie de una cubierta, se puede reparar con una membrana impermeabilizante o con láminas de elastómero.

 

Quizás te interese: Cuáles son las patologías en cubiertas más frecuentes

 

Cuáles son los problemas más habituales en las cubiertas

En función del tipo de cubierta (plana o inclinada) y del material de construcción en el que se hayan fabricado, pueden darse diferentes problemas:

  • Cubiertas planas: las que tienen un acabado en baldosa pueden presentar un deterioro de las juntas de solado, la aparición de hongos que surgen debido a la humedad o el desprendimientos en las baldosas. Las cubiertas con acabado de grava pueden acusar la pérdida de ésta, la rotura de láminas de protección, la aparición de hongos por la humedad o la caída de solapes, refuerzos y otros puntos. Mientras que las cubiertas y tejados acabados en tela asfáltica pueden presentar deterioros en el material, en el punto donde confluyen la tela asfáltica con los sumideros o en distintos elementos salientes, como chimeneas. Otros puntos como refuerzos y solapes también pueden deteriorarse.

  • Cubiertas inclinadas: las cubiertas de este tipo que tienen un acabado en chapa suelen presentar desajustes en los anclajes y la tornillería con el paso del tiempo debido al envejecimiento de estos elementos. También es común que se estropeen progresivamente tanto las tapajuntas como los machihembrados. Otros puntos singulares, como canalones o la cumbrera, pueden revelar síntomas de desgaste. Las cubiertas inclinadas con acabado en teja pueden tener moho entre las tejas, deterioros de puntos puntuales y rotura de tejas que en ocasiones va acompañada de desprendimiento.

 

Tratamientos para el mantenimiento de cubiertas de Pinturas Blatem

Pinturas Blatem dispone de un amplio y diverso catálogo de productos fabricados para garantizar el mantenimiento de cubiertas y tejados como Antigoteras, una pintura elástica impermeabilizante para aplicar en capa gruesa sobre terrazas, medianeras y en general sobre cualquier superficie por donde se filtren gotas. Brinda una total impermeabilización y ofrece una gran elasticidad para aguantar dilataciones y contracciones del soporte, además de ser de fácil aplicación y transitable, excepto el incoloro.

Para conseguir una total impermeabilización, otro producto que ofrece grandes prestaciones es Blatem Elastem, una membrana impermeabilizante líquida en base acuosa de capa gruesa que, además de ser impermeabilizante, permite una alta reflexión de la luz solar evitando la transmisión de calor al interior del inmueble. En este vídeo está explicado su funcionamiento:

 

 

Membrana Poliuretano al Agua es un revestimiento elástico impermeable no asfáltico, también de capa gruesa, especialmente indicado para lugares transitables y a la intemperie. Está formulado para evitar filtraciones de agua desde el exterior y ofrece una excelente resistencia a la intemperie.

Por último, Blatem Umbrella es un aditivo para mezclar con cemento con el que se consigue un mortero impermeabilizante flexible y transitable para la impermeabilización de cubiertas de hormigón y cerámica, como uso principal.

Si deseas obtener más información sobre los sistemas de impermeabilización líquida te invitamos a que descargues nuestra guía con toda la información al respecto.