Noticias

aislamiento exterior casa

Soluciones para aislar una casa por el exterior

Una de las cuestiones que más inquieta a los propietarios de viviendas durante esta época del año es el aislamiento. Combatir el frío en estos meses es algo primordial y, más allá de tener que recurrir constantemente a los sistemas de calefacción, los particulares están cada vez más concienciados de que es necesario contar un buen sistema de aislamiento en su hogar para evitar los cambios bruscos de temperatura, ya no solo en invierno,  sino también en verano.

Aislar una casa garantiza el mantenimiento de una temperatura estable en el interior de la vivienda, el ahorro económico y la eficiencia energética, entre otros aspectos. Existen diferentes técnicas para aislar una casa, pues bien se puede hacer desde el interior o desde el exterior. A continuación, analizamos las diferentes soluciones que existen y por qué aislar una casa por el exterior es la mejor opción.

 

Por qué aislar una casa por el exterior y no por el interior

A la hora de elegir cómo resguardar una vivienda, aislar una casa por el exterior ofrece mayores beneficios que hacerlo por su interior. Los principales beneficios del aislamiento térmico exterior son los siguientes:

  • Se eliminan los puentes térmicos que puedan existir en la fachada.

  • No se reduce la superficie útil de la vivienda, ya que todo el sistema va por fuera de esta.

  • No son necesarias obras ni derribos, por lo que no se interfiere en la vida de los habitantes.

  • Al cubrir los puntos de fuga de calor, se evitan problemas como la humedad por condensación, el moho, el malgasto de energía, etc.

  • Además de proteger, se mejora la estética del edificio.

Para ejecutar un proyecto de aislamiento por el exterior en un bloque de viviendas es necesario que toda la comunidad de propietarios esté de acuerdo, ya que no se puede aislar una única vivienda, sino que tiene que hacerse en todo el edificio. Para aquellos casos en los que no exista un consenso, se pueden aplicar las técnicas de aislamiento por el interior. Estas consisten en aplicar un trasdosado de paneles aislantes, como planchas de poliestireno extruido o lana mineral, sobre las paredes de la casa y así frenar la entrada de frío/calor.

Sin embargo, los sistemas de aislamiento térmico por el interior tienen más desventajas que los que se realizan por el exterior:

  • Se reducen los metros útiles de la vivienda, pues las paredes incrementarán su grosor en torno a 5 cm.

  • Se debe hacer la obra dentro de la vivienda, lo que supone una molestia para sus habitantes.

  • La eficiencia de este tipo de sistemas no es tan elevada como las que protegen el exterior de la fachada.

  • La estética del edificio se mantiene tal cual, con lo que con el paso del tiempo se deberá realizar una inversión para su rehabilitación.

  • No garantiza la solución de problemas como los puentes térmicos o la humedad.

Por todo ello, se considera que los sistemas para aislar una casa por el exterior son mucho más efectivos y beneficiosos que las soluciones por el interior. Además, estamos en un momento en el que las administraciones públicas están alentando la rehabilitación de edificios con el objetivo de mejorar la eficiencia energética, algo que pueden aprovechar las comunidades de vecinos para efectuar estas obras sin que el coste sea demasiado elevado, ya que se pueden solicitar ayudas públicas.

Sistemas para aislar una casa por el exterior

A la hora de aislar una casa por el exterior, existen dos métodos principales:

  • Aislamiento exterior con fachada ventilada.
  • Sistema de Aislamiento Térmico Exterior(SATE).

El primero consiste en fijar sobre la fachada una capa aislante con estructura metálica. El aislamiento puede ser rígido o semirrígido y suele componerse de lana mineral; mientras que la estructura metálica soporta una hoja de protección que se separa del aislamiento con una cámara de aire por la que circula el aire por convección.

Por otro lado, los sistemas SATE se basan en fijar a la fachada, a modo de envolvente térmica, unas placas ancladas de poliestireno o lana de roca que van rematadas con un revestimiento exterior que mejora la estética de la fachada. El SATE es una solución excelente para mejorar la eficiencia energética de un edificio por sus elevadas propiedades aislantes que permiten regular el consumo de energía.

Además de esta tiene muchas otras ventajas, como que termina con problemas estructurales de la vivienda como los puentes térmicos, que no se pierde superficie útil en el inmueble, permite controlar la humedad y mejora la estética del edificio. Por todo ello, los sistemas SATE están considerados como la mejor solución actual para aislar una casa por el exterior.

Sateffic, la mejor solución para aislar una vivienda por el exterior

Sateffic de Pintura Blatem es un sistema SATE para fachadas que mejora la habitabilidad y el confort de los edificios en los que se instala, con el consiguiente ahorro energético (cercano al 20%) y una sensible contribución al respeto por el medioambiente. Además de mejorar la estética exterior del edificio, puesto que se puede instalar en una amplia gama de colores y acabados, su aplicación es sencilla y rápida por parte de los profesionales, que no tienen que recurrir a derribos ni intervenir en el interior de la vivienda.

Este sistema termina por completo con los puentes térmicos de las fachadas y con la pérdida de calor y entrada de frío por pilares y forjados. La instalación de Sateffic estará siempre supervisada por Pinturas Blatem, quien realizará un completo seguimiento y control de la obra. Sateffic ha sido sometido a numerosos controles de calidad y ensayos. Es un sistema avalado por la Comunidad Europea tras conseguir la Evaluación Técnica Europea ETE 15/0155 y ETE 17/0155, que hacen de él la mejor solución para aislar una casa por el exterior de forma rápida y eficiente.


Puedes informarte más acerca de Sateffic en su página web o, si lo prefieres, puedes ver este vídeo y comprobar de primera mano cómo funciona su instalación.