Noticias

suelos de madera

Tratamientos para proteger suelos de madera

La madera es uno de los materiales que encontramos más presentes en una vivienda. Se emplea en mobiliario, objetos de decoración e, incluso, en el suelo. A pesar de tratarse de un elemento versátil, tienen en su contra que es muy delicado y requiere un mayor mantenimiento que otro tipo de superficies. Esto se aprecia especialmente en los suelos de madera, como el parquet o la tarima, donde factores como el exceso de tránsito, la suciedad o la humedad pueden causar graves desperfectos.

Por eso, es importante aprender a cuidar este tipo de suelos para que se conserven en buen estado durante un mayor periodo de tiempo, además de poder mantener su buena apariencia. En este artículo vamos a aportar consejos para un buen mantenimiento y recomendaremos soluciones para su tratamiento.

 

Consejos para mantener suelos de madera

Mejorar el aspecto deslucido de un suelo de madera suele ser una preocupación habitual entre los propietarios de viviendas con este tipo de superficies. En muchos casos, el deterioro se debe a la falta de un mantenimiento mínimo y constante. Por ello, es importante realizar una vez al año una revisión del estado del suelo y aplicar una serie de tratamientos que ayuden a su conservación.

Aquí te damos algunos consejos para un buen mantenimiento de suelos de madera:

  1. Cuidado con la humedad: el peor enemigo de un suelo de madera es la humedad, además de la suciedad. Madera y agua, aunque sea en escasa cantidad, no solo no congenian, sino que hará que la superficie se pudra y se estropee en muy poco tiempo. Por ello, hay que asegurarse de que el suelo está libre de humedad. Una buena manera de hacerlo es pasando la mopa a diario y controlando que no caiga ningún producto líquido al suelo.

  2. Limpieza a fondo periódica: cada quince días se debería realizar una limpieza más profunda del suelo con un producto específico para madera, ya estén barnizados o cuenten con tratamientos con aceite. Además, se debe pasar el aspirador para eliminar polvo o suciedad que pueda rayar la superficie.

  3. Evitar las manchas: la madera es un material ‘vivo’, lo que significa que se ve afectado de inmediato si cae sobre ella algún producto como líquidos o grasa. En estos casos se debe actuar con inmediatez y limpiar rápidamente la mancha. Para ello se puede emplear una fregona bien escurrida para evitar que la mancha se filtre en el interior de la madera. Si el daño ya está hecho, se puede utilizar usar un secador o un decapador.

  4. Reparar los posibles desperfectos: al tratarse de un material tan sufrido, es habitual que en la madera se observen arañazos, impactos, erosiones o abrasiones. Para solucionar cada uno de estos problemas existen tratamientos específicos como, por ejemplo, para disimular rasguños se puede emplear un rotulador de retoques con el tono adecuado.

Cuando una vivienda cuenta con suelos de madera hay que concienciarse de que este requiere una serie de buenas prácticas para mantenerlo en buen estado durante más tiempo. Además de los consejos mencionados anteriormente, también se pueden llevar a cabo otra serie de acciones como dejar el calzado de calle en la puerta de la vivienda y sustituirlo por otro para el interior de la casa. De esta manera se evita dañar el suelo con gravilla, barro y pequeñas piedras.

También es muy útil colocar topes de fieltro en las patas de mesas, sillas y todo tipo de muebles que se asienten en el suelo, de forma que se evitarán las rozaduras cuando se muevan. En la medida de lo posible hay que impedir que el suelo reciba demasiada luz directa del sol, ya que los rayos ultravioleta inciden sobre él modificando su color. En cuanto a la humedad, un error común es colocar sobre la madera macetas y plantas que filtran la humedad al suelo y dañan su aspecto.

 

suelos de madera

 

Productos Blatem para conservar los suelos de madera

Antes de proceder al mantenimiento de un suelo de madera hay que analizar el tipo de desperfecto que padece. Si existen tablas podridas, levantadas o rotas será necesario sustituirlas, para lo que hará falta la ayuda de un profesional. Mientras que si simplemente deseamos aplicar un tratamiento protector que ayude a recuperar su buen aspecto y mantenerlo en buen estado, habrá que buscar tratamientos específicos en función de las características del suelo.

En Pinturas Blatem contamos con una gama de productos para el cuidado de suelos de madera para alargar la vida útil de este tipo de superficies y mejorar su apariencia. Algunos de ellos son estos:

  • Barniz parquet al agua satinado: es un producto acuoso de acabado para parquet y todo tipo de madera en interiores. De fácil aplicación, al tratarse de un producto al agua prácticamente no deja olor. Está homologado según la norma UNE 13501-1:07, es de secado rápido y ofrece un excelente rendimiento.

  • Barniz parquet brillante: se trata de un barniz monocomponente de poliuretano que reticula con la humedad ambiental. Cuenta con una excepcional resistencia al desgaste y dureza, además de con un elevado brillo. Este barniz es de fácil aplicación y ofrece unos resultados excepcionales para que el suelo luzca igual de bien que el primer día.

Esta es tan solo una pequeña muestra de nuestros tratamientos para madera, descúbrelos todos en nustra web.