Noticias

tratamientos protectores de madera

Tratamientos protectores de madera para una buena conservación

La madera es uno de los materiales más habituales en las viviendas pero, a diferencia de otros, su aspecto sufre con el paso del tiempo, especialmente si la madera está expuesta a muchos roces o se encuentra en zonas exteriores sufriendo constantes cambios de temperatura.

Los tratamientos protectores de madera permiten proteger del desgaste y de los daños a este material noble. A continuación, vamos a conocer cuáles son las principales causas del daño que puede sufrir la madera y a repasar los tratamientos protectores que se pueden aplicar para evitarlo.

 

Por qué es importante proteger la madera

La madera, a diferencia de otros materiales, tienen un origen natural, lo que en la práctica significa que sufre alteraciones y que reacciona en función de las condiciones ambientales en las que se encuentre en cada momento. Por ejemplo, un mueble de madera que se encuentre ubicado en el exterior podrá experimentar pérdida de color o abombamientos provocados por su exposición a la humedad y la lluvia. En cambio, un mueble que se encuentre en el interior de una vivienda en un lugar en el que incida mucho el sol también podrá padecer un desgaste en su tonalidad.

Por otro lado, los muebles de madera son sensibles a los golpes y a las rozaduras del día a día. Usar protectores de madera no solo es importante por el componente estético, sino que inciden de forma clara en la vida útil que tendrá el mueble. A todo esto hay que sumar que la madera es susceptible de sufrir ataques de insectos que se alimentan de ella, como por ejemplo la carcoma y las termitas. Por ello, es conveniente revisar cada cierto tiempo el estado de las superficies de madera y aplicar tratamientos protectores.


tratamientos protectores de madera

 

Qué tratamientos protectores de madera existen

A pesar de los cuidados que requiere, con la adecuada protección la madera es uno de los materiales más duraderos en el tiempo. En la actualidad existe una amplia variedad de productos que se pueden utilizar para conseguir que su aspecto luzca igual de bien que el primer día y tengan una elevada durabilidad:

  • Aceites

Es una de las formas más habituales de nutrir y proteger la madera. Se trata de una mezcla de aceites, casi siempre de teca con resinas, que se utilizan para nutrir y realzar el aspecto de esta. Además, también sirven para aportar brillo, mejorar el tacto y uniformiza el color de la madera.

En algunos casos se emplean como protectores de madera los aceites de teca, en especial para cerramientos exteriores o cuando se trata de muebles que van a permanecer en exteriores (aunque su uso también puede darse en interiores).

  • Barnices

Los barnices para madera, ya sean sintéticos o al agua, son ideales para proteger la madera, ya que genera sobre las fibras una película que cierra los poros y evita que penetre en ellas cualquier tipo de mancha, polvo o humedad. Dentro de los tratamientos para madera, a los barnices se les conoce como productos de acabado y son idóneos para interiores, aunque se pueden usar también en exteriores si tienen una composición específica para ello.

  • Protectores de poro abierto

A diferencia de los barnices, los tratamientos de poro abierto transpiran y tratan sin cerrar el poro de la madera, lo que se traduce en una protección extra frente al efecto de una exposición al sol. Este tipo de protectores para madera evitan los cambios de tono de los muebles e impiden la aparición de hongos y moho. Destacan por su larga vida útil y se pueden emplear tanto para muebles que vayan a estar en interiores como para aquellos que vayan a permanecer en el exterior.

  • Esmaltes

Los esmaltes para madera tienen una finalidad estética, pues su principal función es la de mejorar el aspecto de este material. Aún así, en la actualidad este tipo de productos han evolucionado mucho y ahora ofrecen también propiedades para mejorar la resistencia y durabilidad de la madera. Dentro de esta tipología se puede diferenciar entre esmaltes al agua y esmaltes sintéticos. Ambos tipos pueden encontrarse en diferentes acabados (brillo, mate, satinado…), así como en una gran variedad de colores.


tratamientos protectores de madera

 

Protectores de madera de Pinturas Blatem

Los protectores de madera desarrollados por Pinturas Blatem nutren, abrillantan y protegen con la máxima garantía y durabilidad. Estos son algunos de los principales productos destacados:

  • Barnilac mate: este barniz laca de poliuretano ofrece una gran resistencia a la abrasión. Con un acabado mate, tiene un fácil secado y se aplica con suma facilidad. Puede usarse tanto en exteriores como en interiores y es idóneo para puertas, ventanas y muebles. Para utilizarlo basta con diluirlo con un disolvente para esmaltes, y la aplicación puede realizarse con brocha, rodillo y/o pistola.

  • Xilatem Aqua Mate: este producto de acabado es idóneo para su uso en madera de exteriores por su base de polímeros especiales en base acuosa que tienen protección contra la acción de los rayos ultravioleta. Penetra en las fibras y es transpirable, lo que evita las dilataciones y los cuarteados en la madera. Sus colores se pueden entremezclar para conseguir el que más interese. Presenta un acabado mate y no hace falta diluirlo para aplicarlo.

  • Aceite de teka: este barniz a base de aceites naturales está pensado para nutrir y realzar tanto la madera como aquellos barnices que estén envejecidos. Además de buen secado, aporta brillo y una especial calidez al tacto. Se puede utilizar o bien sobre madera virgen o bien sobre superficies que hayan sido barnizadas con anterioridad. El tiempo estimado de secado después de su aplicación oscila entre 2 y 3 horas.


Esta es solo un pequeña muestra de los tratamientos para madera que tenemos en Pinturas Blatem, pero puedes verlos todos en nuestra web.