Noticias

Cómo evitar las filtraciones de agua en una vivienda

Las filtraciones de agua son uno de los principales problemas que puede sufrir cualquier tipo de construcción. Techos, fachadas, terrazas, paredes y muros, ventanas, sótanos, cubiertas… los lugares en los que el agua puede hacer acto de presencia son muchos. Un problema que da lugar a la aparición de humedades y que debilita tanto los materiales que es capaz de acortar de forma sensible su vida útil. A continuación te invitamos a descubrir cómo se pueden evitar las filtraciones de agua y a solucionar las ya existentes de una forma efectiva, rápida y útil.

Causas de las filtraciones de agua

Los motivos que originan las filtraciones de agua son numerosos, aunque la falta de una correcta impermeabilización o las deficiencias en zonas sensibles, como tejados, cubiertas y terrazas, suele ser el origen de muchos de estos problemas. Cuando el agua en forma de filtraciones y humedad aparece en una pared o una fachada, en muchas ocasiones se debe al efecto de la presión hidrostática, que provoca que el agua se filtre por grietas, poros y juntas. Esto hace que se generen manchas de humedad y mohos, lo que da lugar a un ambiente húmedo, en el que proliferan hongos y bacterias perjudiciales para la salud.

En el caso del agua de lluvia, se pueden formar humedades por filtración si la fachada presenta grietas, las tejas del techo están deterioradas o desplazadas, o no existen juntas de sellado o se encuentren en mal estado. La mala adherencia de la pintura sobre el sustrato, por ejemplo si se ha aplicado encima de un soporte caleado o sucio, puede ser la causante de que haya filtraciones de agua. Por otra parte, la rotura de las láminas impermeables o la ausencia de pendientes en vierteaguas y albardillas también da lugar a este fenómeno. 

La humedad capilar o capilaridad es otro de los fenómenos que puede estar detrás de la aparición de filtraciones de agua. La subida capilar es un fenómeno que se da cuando se produce una absorción del agua, en función de la permeabilidad, el aislamiento y la porosidad que presenten los muros. El contacto con el agua, ya sea el de lluvia o el de aguas subterráneas, provoca la absorción de agua y la salida de sales. 

Pautas para evitar las filtraciones de agua

El agua en forma de humedades debilita los materiales de construcción y es dañino para la salud cuando se encuentra en exceso en el aire. Enfermedades broncopulmonares, alergias, erupciones en la capa externa de la epidermis, picores en nariz y garganta e irritaciones oculares son algunas de las consecuencias de vivir en estancias con estas características. A todo esto hay que sumar que una vivienda con humedad y filtraciones de agua en el techo y otros puntos es una casa ineficiente desde el punto de vista energético. Esto conlleva un mayor gasto mensual en calefacción y un mayor impacto, por lo tanto, en el medio ambiente.

Para evitar las filtraciones de agua debemos impermeabilizar todos los lugares por los que puedan producirse, como fachadas, paredes y muros, terrazas, cubiertas, etc. Es imprescindible prestar especial atención a los tejados y a su aislamiento. Es común que el mal ajuste de las tejas en los que tienen inclinación, o una rotura de la membrana impermeable, en los planos, sean las causantes de esta incidencia. En las fachadas se debe realizar una restauración completa si el edificio es antiguo, mientras que un mantenimiento regular es lo más adecuado para construcciones nuevas o con pocos años. 

Si las filtraciones de agua aparecen por los marcos de las ventanas, podremos evitarlas sellándolos con siliconas y selladores especializados, no sin antes retirar materiales como siliconas viejas o en mal estado, que puedan evitar la correcta adhesión del nuevo material.

 

 

Sistemas de impermeabilización de Pinturas Blatem

En Pinturas Blatem sabemos de la importancia de impermeabilizar correctamente y evitar así la aparición de filtraciones de agua. Por ello, comercializamos productos, tanto para cubiertas como para fachadas, que ayuden a garantizar la protección del inmueble. 

Impermeabilizantes para cubiertas: 

Antigoteras: es una pintura elástica impermeabilizante para aplicar en capa gruesa, sobre terrazas, medianeras y en general sobre cualquier superficie por donde se puedan filtrar gotas.

Blatem Elastem: es una membrana impermeabilizante líquida en base acuosa de capa gruesa, para el tratamiento de cubiertas, permitiendo una alta reflexión de la luz solar, y disminuyendo la transmisión de calor en el interior del edificio.

Umbrella: es un aditivo para mezclar con cemento para la confección de morteros de impermeabilización flexibles.

Membrana Poliuretano al agua: es un revestimiento elástico impermeable no asfáltico de capa gruesa, formulado especialmente para evitar filtraciones de agua desde el exterior. Tiene una excelente resistencia a la intemperie. 

Impermeabilizantes verticales (para fachadas): 

Sprint elástico antimoho: es un Impermeabilizante elástico acrílico fotorreticulable en capa gruesa para pintar o restaurar fachadas con problemas de humedad hacia el interior. Tiene conservante antimoho.

Sprint antifisuras con antimoho: es una pintura elástica impermeable al agua, formulada especialmente para evitar filtraciones de agua desde el exterior. Tiene conservante antimoho.